San Juan Bautista

San Juan Bautista

miércoles, 22 de junio de 2016

Lo más grave del discurso de Francisco en el Congreso Eclesial de la Diócesis de Roma, 16/06/2016 – Judica me Domine


[Dirán que soy paranoico, pero no soporto esta imagen. Una iglesia no es para dar un discurso. Para eso hay aulas que hagan falta. Y más colocándose el ponente en el centro mismo, delante del altar. Como si ocupara el lugar de Dios. No lo soporto.]



  Ya hemos oído con esperpento las declaraciones de Francisco en este Congreso del junio. Lo muy grave fue decir que “una gran mayoría de nuestros matrimonios sacramentales son nulos”. Sabemos la “explicación” posterior que tuvo que dar el P. Lombardi, más o menos: “que si la improvisación, que le pidió el mismo Francisco rectificar, etc”, dejándolo en “una parte”.

  Naturalmente que esa declaración es gravísima. Significa de hecho que miles y miles de matrimonios serían nulos. Pero eso implica que la Iglesia (aunque sea en la práctica) reparte los sacramentos de forma sacrílega. Entonces, ¿la Iglesia es la barca de salvación, o una institución charlatana? Eso es inadmisible, y además es falso.

  En primer lugar, por mucho que se diga, no es tan difícil saber lo que es necesario para un matrimonio válido. Uno con una, para siempre. Educar los hijos cristianamente, y querer recibirlo de Dios como él quiere. Y, en el peor de los casos, si eso no se enseña (sabemos que hay de todo), ¡simplemente hay que hacerlo!

  Siempre hubo problemas en la Iglesia, y dificultades para transmitir la fe. Pero no hay que excusarse en las irregularidades, sino corregir lo que no se hace bien. ¿No se enseña bien? Pues a hacerlo, así, así y así. Tres frases.   Lo demás se encargarán debidamente instruidos y formados para ello, la Iglesia los tiene.

  Pero acto seguido, va otra cosa más grave todavía. Que después de cierta y probada duración de una convivencia (en una unión “de hecho”), al parecer eso serían “matrimonios verdaderos”.

  Para un momento. Estamos en el contexto de una diócesis (si te parece poco, de la misma Roma), es decir, estamos hablando de católicos conviviendo, ¿o qué? Y resulta que de esta forma llegan a ser “matrimonios verdaderos”. O sea, ¿con la gracia del matrimonio? ¿Me está diciendo que la naturaleza produce la gracia?

  Eso es lo que sale del contexto. Y eso es lo sangrante, más grave que lo anterior, ya que aquí se toca la misma herejía. La naturaleza, con debidos “requisitos”, da lugar a la gracia. En el fondo es lo que está diciendo.

  Y luego viene lo grosero – mal educado, insolente, de máxima arrogancia – y lo blasfemo.
  



“E Gesù si fa un po’ il finto tonto,…”

“Jesús se hace un poco tonto,...”

“La morale qual è? Era di lapidarla. Ma Gesù manca, ha mancato verso la morale.“

“¿Cuál era la moral? Era de lapidarla. Pero Jesús falla, ha fallado contra la moral.“

“Gesù si è sporcato di più. Non era uno “pulito”,”

“Jesús se ensució un poco. No era un “limpio” (y con el diminutivo en el original)”


  ¿Qué le está pasando a este hombre? Va a peor, a un descaro que va creciendo por momentos. La situación es insostenible. ¿Hasta dónde llegará? ¿Cuándo reaccionará la gente alrededor suyo que los hay que tienen que saber lo que tienen que saber? ¿Hasta cuándo aguantaremos a esta insolencia?

  Esto es de escándalo. No se calla y va a peor. Que sea un usurpador – no por la fuerza; lo han elegido, pero no tiene materia suficiente y por eso no puede estar sentado allí dónde está – ya lo dijimos muchas veces, pero ahora parece como el que no rige bien.

  Día tras día. Ahora acaba de decir que en el Oriente Medio no hay un genocidio de cristianos, que tiene crisis de fe. ¿Pero se puede hablar en la Silla de San Pedro como si estuviera en un bar de la esquina, y ni eso?

  En el Código de Derecho Canónico de 1917 se decía que cualquier clérigo ipso facto pierde su cargo y sin ninguna declaración (nº 188: “Ob tacitam renuntiationem ab ipso iure admissam quaelibet officia vacant ipso facto et sine ulla declaratione, si clericus:”), si

3. “A fide catholica publice defecerit;” – Públicamente se aparta de la fe católica.

  En el Código del 1983 no encuentro un artículo similar. ¿Por qué será? Pero aquella sentencia que acabamos de comentar es de pura lógica y tradición de siempre: como “prima sede a nemine iudicatur” (La Santa Sede no es juzgada por nadie), lógico, es la máxima instancia, al verdadero papa no se le puede deponer.

  Pero a un charlatán hay que señalar el camino.



Visto en: Judica me Domine



Agradecemos a nuestra amiga Maite C el acercarnos el artículo.


Nacionalismo Católico San Juan Bautista

martes, 21 de junio de 2016

Pactando con el diablo: religión y política en los últimos tiempos – Augusto TorchSon


  No terminamos de asombrarnos sobre los límites casi surrealistas de la absoluta falta de sentido común y lógica en el accionar de las neocatólicas masas democráticas actuales.

  La “Agencia informativa católica argentina” AICA, tituló en su portal digital sobre la ovación de los asistentes al “Congreso Eucarístico” al presidente Macri por su “catolicidad y postura próvida”.

 http://www.aica.org/23723-macri-arranco-un-aplauso-al-pedir-dios-poder-defender-la.html

  El problema es que en la Argentina desde hace mucho tiempo los presidentes y políticos en general, así como una gran parte de los clérigos de éste bendito y vapuleado país, saben que la norma de conducta que vende es “haz lo que yo digo más no lo que yo hago”, o simplemente, decir hoy una cosa y mañana la contraria, pues el autoprovocado alzheimer popular, siempre juega a su favor. Maestro en estas actitudes es sin lugar a dudas Jorge Mario Bergoglio.

  A pesar de la invocación a Jesucristo como “Señor de la Historia”, el presidente Macri prefiere a la hora de buscar protección el Reiki y “limpiezas energéticas” antes que un Padrenuestro. Y de hecho, a pesar de la algarabía neocatólica por la supuesta catolicidad de Macri, éste se declara budista y actúa como tal. En ese sentido fue criticado por el obispo Aguer por esas conductas, siendo uno de los pocos obispos que se acuerdan que una de sus funciones es la defensa de la fe. Pero, siguiendo con la obnubilación del sentido común, ¿a quién se le puede ocurrir propiciar el discurso “católico” en un congreso eucarístico de un “casado” tres veces con una igualmente divorciada en más de una oportunidad?
  

  
   Pero, ni sus múltiples divorcios, ni sus creencias nuevaerísticas, nos preocupan tanto como que se lo promocione como defensor de los no nacidos quién en repetidas oportunidades actuó en forma absolutamente contraria a la defensa de la vida desde la concepción, tal cual no sólo lo exige la Iglesia Católica, sino hasta el orden natural. No caben entonces los análisis racionales. Lo cierto es que el “católico” presidente informó del aborto de una supuesta víctima de violación y se abstuvo de usar su derecho al veto en estas cuestiones. Esto sin mencionar que con su página “Chau Tabú” incita a los jóvenes a la práctica fornicaria de la sexualidad, recomendando como bueno y normal, el sexo oral y anal y la pornografía. En dicha página, se recomiendan además como métodos anticonceptivos diferentes prácticas no sólo reprobadas por la Iglesia Católica como inmorales, sino también como abortivas. Así resulta lógico que en un puesto clave de su gestión para la defensa de la vida desde la concepción, como lo es el “Consejo Nacional de las Mujeres”, fue designada una feminista abortista. Ya ante esto, resulta hasta insignificante decir que la página está apoyada por la “federación argentina de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales”, con quien tiene un largo historial de cooperación.

  http://www.notivida.com.ar/boletines/514_.html

  Pero ubicándonos nuevamente en una realidad que puede ser reflejada sin merma por una pintura de Dalí, podemos mencionar que la misma “Agencia Informativa Católica Argentina (AICA)” que destaca la “actitud católica y próvida” del presidente Macri, es quién pidió que se “suspenda ya el sitio Chau Tabú”. En fin…
  


  Ahora, regresemos al entusiasta “congreso eucarístico” que tanto aplaudió a Macri, donde hubo de todo menos la solemnidad debida al Sacramento más importante de la Iglesia Católica, el que es Cristo mismo. En el mismo donde dificilmente se escucharon cantos gregorianos sino más bien todo tipo de ritmos bailables al compás de panderetas, leímos que en su “himno” se convoca al “lio del amor” y donde dice que Jesús nos pide una “revolución” de la ternura, utilizando una vez más el lenguaje oportuna y justamente reprochado por santos Papas.


 Sin palabras

  En dicho Congreso, además de las protestantizadas muestras de religiosidad (muy acordes a los tiempos en los cuales Bergoglio va a festejar la Reforma Luterana), se pudo observar como entre las “importantes” conferencias, no podía faltar la de la “conversión ecológica”. ¿Será que para estar a tono con la temática habrá que fumar algún producto que la Madre Tierra (cómo ahora dice Bergoglio) nos proporciona?

http://www.congresoeucaristico.com/2016-05-02-02-20-45/pastoral-social-laicos

  Sin embargo, nos interesa más seguir develando la nueva temática catolica, y observar como entre los conferencistas está Mons. Lozano, quién como nos informa el artillero Augusto Padilla en su excelente portal Catapulta, hace escasos días recibiera a una comisión de diputados abortistas aduciendo la necesidad de buscar “espacios de diálogo y fortalecer la cultura del encuentro”. No resulta raro que a los propiciadores del infanticidio ya no se los combata sino que se busque el encuentro y el dialogo teniendo en cuenta que Bergoglio telefoneó y deseó una pronta mejoría a la activista abortista Emma Bonino. 


  Para seguir tratando de entender cómo se digiere está nueva política y religiosidad, entre los que practicaron con Mons. Lozano la cultura del encuentro, está Federico Masso; y lo que sigue no tiene tanto que ver con su clara postura infanticida, sino con su compañera de fórmula que se autodenomina próvida y es además una reconocida “lourdista” de la provincia de Tucumán, Silvia Elias de Perez.

  Hace pocos años el hasta hoy Pontífice Benedicto sostuvo que no se podía apoyar a los candidatos que estuvieran en contra de los “principios no negociables” entre los cuales figura como número 1 y más importante la defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural; sin embargo, ésta candidata muy cercana al clero tucumano, no sólo se candidateó para el partido que encabezaba José Cano que aprobó como diputado la multiabortiva ley de Fecundación Atrificial, sino que además tuvo como compañero de lista nada menos que al antes mencionado Federico Masso, obligando así a muchos desprevenidos católicos que todavía creen en la democracia y encima se consideran próvida, a contravenir una obligación esencial en cuanto a su fe, la cual consiste en no apoyar de ninguna manera la promoción del aborto. Pero, entendiendo que la gente poco entiende, no culpamos a estas personas, a pesar de su desconocimiento en cuestiones esenciales en cuanto a su fe; sino que más bien apuntamos a quién apoya y promueve a abortistas autodenominándose próvida.

  Y es que la Sra. Silvia Elias de Pérez además de lo antes mencionado, manifestó en innumerables oportunidades su afinidad con políticos abortistas y de hecho, formó parte también de la lista de la abortista y asidua visitante de la masonería, Margarita Stolbizer, quién como mencionó también el artículo de Catapulta, promueve el aborto en su partido como “derecho humano” junto a Norma Morandini. Y como pudimos observar en su cuenta de "twitter", Elías de Perez promocionó la conferencia de ésta última. 



  Por eso no resulta sorprendente que en la misma red social publique contenta su participación en la cena con el presidente más abortista y homosexualista de la historia de EE.UU., Obama, y  hasta considere a su esposa como ejemplo para la juventud, siendo que la misma apoya hasta el ridículamente denominado aborto de nacimiento parcial, para asesinar hasta niños ya nacidos.
  


 http://www.lifenews.com/2012/10/23/letter-shows-michelle-obama-backing-partial-birth-abortion/

  Lo cierto es que esta situación no dista en lo más mínimo de la que ocurre en todos los países del mundo, y mientras la jerarquía eclesiástica sigue disfrutando de “la cultura del encuentro”, la fe se envenena, la juventud se pervierte, y los niños son asesinados masivamente en los vientres maternos. 

  Chesterton advertía en su trabajo sobre Santo Tomás: “Si el mundo se vuelve demasiado mundano puede ser amonestado por la Iglesia; pero si la Iglesia se vuelve demasiado mundana, el mundo no puede amonestarla adecuadamente por su mundanalidad”, por lo que la situación que hoy vivimos, razonablemente puede considerarse como irreversible. Ya es tiempo de considerar seriamente el escenario previsto por Nuestro Señor cuando dijo: Cuando vuelva el Hijo del Hombre ¿hallará fe sobre la tierra?”.


Augusto


  Nota de NCSJB: Para quien pueda argumentar que lo escrito puede provenir de partidarios del partido opositor, recordamos nuestro artículo: “Elecciones democráticas: las falsas opciones del sistema” en donde demostramos que la misma hipocresía aquí mencionada es igualmente aplicable a todos los demás partidos y candidatos de las últimas elecciones y reafirmamos nuestra católica postura antidemocrática.


Nacionalismo Católico San Juan Bautista







sábado, 18 de junio de 2016

Ya es demasiado, Francisco debe renunciar – Adam Shaw



Traducción: A.T.

  El papado de Francisco de 3 años, empañado por controversias desde el principio, ha dado un nuevo golpe bajo.

  Después que Jorge Mario Bergoglio fuera elegido para suceder al Papa Benedicto XVI en el año 2013, confirmó rápidamente su reputación como personaje “poco convencional” que se pone en ambos lados de la discusión con pronunciamientos imprecisos.

  Desde su declaración “¿Quién soy yo para juzgar?” sobre las personas homosexuales que parecía apuntar a un cambio en las enseñanzas de la Iglesia, a su coqueteo con la contracepción, hasta su reciente afirmación sobre que Donald Trump no es cristiano, sus observaciones “improvisadas” generan titulares alrededor del mundo, frecuentemente seguidos de alguna especie de “aclaración” de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

  Su papado ha tenido una larga lista de confusas declaraciones para los fieles en la mayoría de los temas más sensibles y delicados. Mientras es claro en temas políticos (cercanos a su corazón) pero donde los católicos pueden legítimamente sostener diferentes opiniones, tales como la inmigración, la economía y el cambio climático. En cuestiones de doctrina, Francisco enturbió las aguas hasta el punto de que muchos católicos bien intencionados ya no saben donde se está la Iglesia en cuestiones de fe.

  Recientemente, en su última “improvisación” el jueves, fue consultado sobre el matrimonio y dijo: “Vivimos una cultura de lo provisorio..., y por esto una gran mayoría de nuestros matrimonios sacramentales son nulos, porque ellos dicen SI por el resto de la vida, pero ellos no saben lo que están diciendo. Porque tienen una diferente cultura. Ellos dicen esto, tienen buena voluntad, pero no saben lo que dicen”

  Decir que “una gran mayoría” de los matrimonios católicos son nulos, o inválidos, es una afirmación que no es verdadera, justa ni prudente. El Vaticano ha bajado el tono de sus declaraciones en la transcripción escrita al poner “una parte de nuestros matrimonios sacramentales son nulos” en aparente reconocimiento del daño que la declaración de Francisco puede causar.

  Siendo el “papa de la gente”, Bergoglio ciertamente no cree mucho en los católicos. Para que un matrimonio católico sea válido, todo lo que se necesita es la libertad para casarse, el consentimiento de ambas partes y la intención de casarse de por vida y estar dispuestos a tener hijos. Es sólo eso.

  A través de los años, algunos clérigos, han usado una interpretación de la ley canónica que sugiere que la “inmadurez emocional” puede ser una razón para no entender las responsabilidades que conllevan el matrimonio, y por lo tanto hacerlo inválido y abierto a la nulidad. Pero el matrimonio no es difícil de entender, y el rito católico del matrimonio, así como la preparación por las que pasan previamente las parejas, hacen claro lo que el matrimonio implica.

  Para Francisco decir que la gran mayoría de los matrimonios son nulos implica que la gran mayoría de los católicos son tontos ignorantes que no pueden entender las responsabilidades de lo que constituye la base de la sociedad que ha existido desde hace miles de años.

  También genera muchas graves dudas sobre la misericordia y la Gracia de Dios. La regla de oro respecto a la validez de los sacramentos, ya sea en lo referido al matrimonio, la Eucaristía o el sacerdocio; es asumir la validez a menos que algo claramente esté en contradicción con esa situación. Por lo que, así como un cura que duda de su fe en el momento de su ordenación, lo mismo es cura; una novia que está nerviosa lo mismo produce un matrimonio válido... Dios compensa nuestras debilidades.

  Las palabras de Francisco ponen la duda diabólica en los corazones y mentes de las buenas parejas católicas quienes tal vez están pasando por un mal momento, y en vez de decir “Somos católicos, estamos casados hasta que la muerte nos separe”, ahora se puede decir: “bueno, el papa dice que la mayoría de los matrimonios no son válidos de cualquier manera... tal vez el nuestro tampoco” y darse por vencidos.

  La declaración de Francisco demuestra falta de fe en la Iglesia y su capacidad para examinar a las parejas que buscan matrimonio, para enseñarles lo que el matrimonio es, y administrar los sacramentos efectivamente. Si la mayoría de los matrimonios son inválidos porque las parejas no entienden el compromiso de por vida, ¿significa eso que la mayoría de las ordenaciones sacerdotales son también inválidas? Y si es así, ¿son la mayoría de las Misas inválidas? ¿y las confesiones?

  La autoridad de la Iglesia yace, en parte en su pretensión de ser capaz de transmitir los sacramentos y las enseñanzas de Cristo. Francsico ha puesto en duda lo primero y ha hecho un mal trabajo respecto de lo segundo, y al hacerlo ha puesto en duda la legitimidad de la Iglesia.

  Sus comentarios se producen después de que él generó más confusión a los matrimonios católicos al permitir que el cardenal liberal, Walter Kasper tome el control del Sínodo de la Familia del año pasado - que convirtió toda la cuestión en un referéndum sobre las personas homosexuales y la comunión a los católicos divorciados vueltos a casar.

  Francisco hizo cosas peores este año con su confuso documento sobre la familia - Amoris Laetitia - en el que se enterró en el tema candente de los católicos divorciados vueltos a casar en una nota al pie, y enturbió más las aguas diciendo que estas parejas podrían recibir los sacramentos “en ciertos casos”. Cuando se le pidió una aclaración dijo  “no recuerdo la nota al pie”. Increíble.

  Llegaría un tiempo en que los católicos estarían pegados a un mal papa, y desde que el Papa Emérito Benedicto abrió las puertas a la renuncia de un Papa cuando ya no puede hacer su trabajo, es el momento para que los fieles miren a Francisco y se pregunten: "¿es éste hombre capaz de dirigir la Iglesia Católica?"

  En este punto es evidente que Bergoglio, en repetidas ocasiones se ha demostrado a sí mismo que es incapaz de conducir la Iglesia, y está haciendo un daño incalculable a la misma que tomará décadas para sanar.

  Francisco debería renunciar, y los católicos deberían exigírselo, así la Iglesia pueda comenzar a recuperarse de los estragos que su insensato y arrogante papado han forjado.


Adam Shaw

Visto en FoxNews.com

Agradecemos a Alejandro Sosa Laprida por acercarnos el artículo



Nacionalismo Católico San Juan Bautista

domingo, 12 de junio de 2016

13 apóstoles: 12 apóstoles y una apóstala según el evangelio gnóstico de Bergoglio – Firmes en Cristo



  El heresiarca y cismático Bergoglio para remedar a Jesucristo mientras se rebela contra El no solo se inventa un ritual paródico del   lavatorio de los pies a las mujeres  y travestis sino que para impulsar el diaconado femenino de la esta secta eco-feminista  ataca el  Código de Derecho canónico: “…si una cosa está prohibida en el código, no significa que deba estar prohibida para siempre. El código contiene leyes pero las leyes se pueden cambiar.”
  
  Y ahora su nueva novedad herética se inventa 13 apóstoles: 12 apóstoles y una apóstala. Así mismo promediamente y maliciosamente  se burlo de los reyes magos.


  Todo este martilleo contra la doctrina católica del herético Kasper y Bergoglio gira en lo mismo.


Gloria TV noticias 28 de Abril 2016
  ¿La siguiente causa? El radical cardenal Walter Kasper, cercano asesor de Francisco, sugirió que las mujeres podían participar en la elección del papa. Él además, culpaba a lo que llamó "el clericalismo" como la razón de porqué no hay más mujeres colaboradoras en el Vaticano. Kasper habló en un evento organizado por el ultraliberal alemán Herder Korrespondenz.

  Dios no solamente aborrece en la Escritura el travestismo sino también que las mujeres asuman oficios eclesiásticos que no nos competen. En la sexta visión del libro Segundo (Scivias) de Santa Hildegarda Dios advierte:
77. “Pero como una mujer no debe usar ropa de un hombre, tampoco debe acercarse al oficio de mi altar, porque no debe asumir un rol masculino, tampoco en su pelo o ni en su atuendo”.

  Cuando en votación  San Pedro pide elegir  a Matías para remplazar a Judas el traidor se dirige a todos los varones para su elección.


  Sobre el diaconado de las mujeres dice el heresiarca Kasper:

“No debemos repetir fórmulas del pasado y es agarrarnos detrás del muro del exclusivismo y del clericalismo. La Iglesia debe vivir nuestros tiempos y saberlos interpretar”

“Creo que ahora se abrirá una confrontación feroz. Sobre este tema la Iglesia está dividida en dos.”
“Yo no tengo una posición clara. De todos modos, estoy siempre abierto y disponible hacia las novedades”

“El Concilio reclamó un mayor protagonismo de la mujeres en la Iglesia. Y por algún lado hay que comenzar”.

  El Obispo Scheider denunció este clero gnóstico, que niega a Dios católico para promover  el culto a la diosa tierra.


  El Arzobispo Fulton Sheen al describir al falso profeta (vicario del anticristo) dice que él tiene un secreto que no le revela a nadie que  no creerá en Dios.


  Es necesario destacar que se van configurando cada vez más claramente dos diversas corrientes del New Age: una gnóstico-religiosa, que busca el ser trascendente y transpersonal y en él el yo auténtico; otra ecológico-monista, que se dirige a la materia, a la Madre Tierra y en el eco-feminismo se enlaza con el feminismo. (New Age la situación actual de la fe y la teología- Cardenal Ratzinger, en Guadalajara, México. 1998)


  La Carta de la Tierra, el manifiesto panteísta, es el instrumento de la reingeniería social anticristiana, redactada para reemplazar a los 10 Mandamientos, según declaró uno de sus impulsores, Mikhail Gorbachov.
  
  Maathai, por ejemplo, declaró: “hay que volver a reescribir la Biblia”, (vid. NG 671).


  Por eso los heréticos de Caritas Internacional  para burlase de los 10 mandamientos remplaza el cuarto mandamiento honrando a la diosa  "madre tierra" Pachamana y al cambio climático.

  Y también promueven la diversidad por eso es que Caritas celebró  en la Iglesia Madre de los Jesuitas en Roma un funeral para honrar a un travesti, tratándolo como si fuera una mujer. 



Un dios pagano hermafrodita:








Nacionalismo Católico San Juan Bautista

jueves, 9 de junio de 2016

La falsa paz sin verdad de Francisco - Alejandro Sosa Laprida




Descarga en PDF

  « La Conferencia Episcopal Argentina, la Acción Católica Argentina y la Comisión Nacional de Justicia y Paz invitan a todos los hombres y mujeres de buena voluntad a unirse a la iniciativa “un minuto por la paz”. La misma busca sumar nuestro compromiso y oración por la paz, todavía quebrada o amenazada en distintas regiones del mundo. Convocado en todo el mundo por el Foro Internacional de Acción Católica y la Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas, la idea es que ese día, a las 13.00 hs, cada uno de nosotros nos detengamos un momento, durante un minuto, rezando cada uno según su propia tradición. Podremos hacerlo solos o en grupo, en nuestros hogares o lugares de trabajo o estudio, o compartiendo una celebración en el templo[1]. »




¡Dale: vos rezale a Buda, a Alá o a Krishna y se hará la « paz en el mundo »!


  Toda esta gente hace tiempo ya que ha dejado de ser católica. Lo dramático del caso es que ni cuenta se dan. Hay que ser de una ignorancia crasa o de una mala fe a toda prueba para no comprender que no se es cristiano si se considera que cualquier « tradición religiosa » es un camino válido para conocer a Dios y para rendirle el culto que le es debido, que la paz en el mundo puede ser obtenida a través de la « oración » de cualquier religión, por herética, cismática o idólatra que sea. No hace falta poseer ninguna erudición teológica o canónica para saberlo. Cualquier cristiano que tenga un conocimiento básico de su catecismo y que haya leído a San Pablo lo sabe con certeza absoluta

  Me permito recordar que esta situación aberrante no es nueva ni mucho menos. Bergoglio no ha inventado nada. Basta con leer los documentos conciliares Nostra Aetate[1] y Unitatis Redintegratio[2] para comprender donde se encuentra la raíz de los males presentes. Y con considerar su aplicación práctica, a través del herético ecumenismo postconciliar de los últimos cincuenta años, condenado en 1928 por Pío XI en la encíclica Mortalium Animos[3]. Que se piense, por ejemplo, en los múltiples aquelarres interreligiosos  de Asís, convocados por JPII y BXVI, esos supuestos « papas conservadores », que muchos creen oportuno citar como argumento de autoridad para contrarrestar las herejías y las blasfemias a repetición perpetradas por el falsario argentino.

  Pero esto es pura ilusión. Los predecesores de Bergoglio profesaban exactamente los mismos errores conciliares referidos al ecumenismo, a la libertad religiosa, a la colegialidad, a la laicidad del Estado, a los falsos « derechos humanos » del hombre sin Dios, a la obtención de la « paz mundial » a través de la práctica interreligiosa y de la acción de las Naciones Unidas, a la falsa eclesiología de Lumen Gentium[4] (la cuestión del subsistit in[5]), etc.
  
  Que en sus textos se puedan encontrar frases ortodoxas que se oponen a los dichos más escandalosos de « Francisco » no significa absolutamente nada: la ambigüedad y la contradicción constituyen la estrategia que deliberadamente siguen los modernistas desde principios del siglo pasado[6]. Es más, se podría refutar a « Bergoglio » con citas propias. No hay motivo para el asombro. Hoy, más que nunca, hay que releer la encíclica Pascendi, publicada por San Pío X en 1907: « Y como una táctica de los modernistas (así se les llama vulgarmente, y con mucha razón), táctica, a la verdad, la más insidiosa, consiste en no exponer jamás sus doctrinas de un modo metódico y en su conjunto, sino dándolas en cierto modo por fragmentos y esparcidas acá y allá, lo cual contribuye a que se les juzgue fluctuantes e indecisos en sus ideas, cuando en realidad éstas son perfectamente fijas y consistentes; ante todo, importa presentar en este lugar esas mismas doctrinas en un conjunto, y hacer ver el enlace lógico que las une entre sí, reservándonos indicar después las causas de los errores y prescribir los remedios más adecuados para cortar el mal[7]. »

  El accionar de la subversión es harto conocido: hay que efectuar la revolución de las instituciones desde el interior  y, a la vez, tranquilizar a los pusilánimes « conservadores » para evitar el riesgo de que se produzca una reacción verdaderamente eficaz, es decir, contrarrevolucionaria.  Esto es, hay que dar dos pasos hacia adelante y luego uno hacia atrás. Conservar los principios disolventes de 1789 pero disimulándolos con el aparato del Antiguo Régimen. Bonapartismo puro…

  Cuando Napoleón fue vencido y enviado al exilio, los principios revolucionarios ya habían sido integrados por todos los códigos civiles europeos. La subsiguiente restauración borbónica en Francia los dejó intactos. El proyecto de la Santa Alianza fracasó lastimosamente, probando que combatir los efectos de la revolución sin remontar a las causas supone una ingenuidad imperdonable. La « reforma de la reforma » y la lectura de Vaticano II « a la luz de la Tradición » (la famosa hermenéutica de la continuidad de BXVI), preconizadas por los « conservadores conciliares », es el equivalente eclesial actual del fallido proyecto de restauración monárquica por el Congreso de Viena de 1815.

  Recordemos, para terminar, lo que « Francisco » había dicho respecto al tema en cuestión en su vídeo del mes de enero pasado (cito el artículo Noticias de Roma ocupada[1]): En camino hacia la futura Religión de la Humanidad que profesará el Anticristo

« El Vídeo del Papa es una iniciativa global desarrollada por la Red Mundial de Oración del Papa (Apostolado de la Oración) para colaborar en la difusión de las intenciones mensuales del Santo Padre sobre los desafíos de la humanidad[2]. »

  Francisco prosigue imperturbable su plan luciferino de constituir la religión mundialista del Anticristo[3], sincretista y ecuménica, integrando en ella a todas las « tradiciones religiosas », sin distinción de credo, igualando a Jesucristo con Buda y Mahoma, asegurándonos que todos somos « Hijos de Dios »  y que en materia religiosa basta con creer en el « Amor », al margen de la revelación divina y del magisterio de la Iglesia, según la pseudo religión naturalista concebida por la masonería y profesada desvergonzadamente por este perverso individuo, tan impío como insensato: « Muchos piensan distinto, sienten distinto, buscan a Dios o encuentran a Dios de diversa manera. En esta multitud, en este abanico de religiones hay una sola certeza que tenemos para todos: todos somos hijos de Dios. »


La « única certeza » para Francisco es que todos somos « Hijos de Dios »


  Lo cual es a todas luces una mentira colosal. Podrían citarse innumerables pasajes de la Sagrada Escritura o de documentos del Magisterio de la Iglesia para demostrar el carácter falaz de los dichos bergoglianos. En aras de la brevedad, veamos lo que al respecto nos ha dado a conocer el Espíritu Santo a través del discípulo amado en el prólogo de su Evangelio: « A los suyos vino, y los suyos no lo recibieron. Mas a todos los que lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios. » (Jn. 1, 11-13)




[2] El Video del Papa de enero de 2016 : https://www.youtube.com/watch?v=vdE_09bMMF4



[5] « Esta es la única Iglesia de Cristo, que en el Símbolo confesamos como una, santa, católica y apostólica, y que nuestro Salvador, después de su resurrección, encomendó a Pedro para que la apacentara, confiándole a él y a los demás Apóstoles su difusión y gobierno, y la erigió perpetuamente como columna y fundamento de la verdad. Esta Iglesia, establecida y organizada en este mundo como una sociedad, subsiste en la Iglesia católica, gobernada por el sucesor de Pedro y por los Obispos en comunión con él, si bien fuera de su estructura se encuentren muchos elementos de santidad y verdad que, como bienes propios de la Iglesia de Cristo, impelen hacia la unidad católica. » (LG 8) La trampa diabólica consiste en negar la identidad que existe entre Iglesia de Cristo e Iglesia Católica, negación implícita que constituye una herejía notoria.
[6] Al decir esto pienso particularmente en el muy interesante y bien documentado sitio español Denzinger-Bergoglio, tan lúcido en relación a « Francisco », tan ciego, desgraciadamente, en lo que se refiere a los demás « papas » conciliares: https://denzingerbergoglio.com/
Nacionalismo Católico San Juan Bautista