San Juan Bautista

San Juan Bautista

jueves, 11 de febrero de 2016

Católicos y nacionalistas en el fin de los tiempos - Augusto TorchSon


  Somos nacionalistas católicos ya que adherimos a una doctrina política basada especialmente en la filosofía tomista. El patriotismo es un elemento esencial en el nacionalismo y consiste en el amor a la patria, más éste se enfoca solamente en el sentimiento. El nacionalismo yendo más allá y coincidiendo con la Doctrina Social de la Iglesia, busca la promoción del bien común; el derecho natural por el cual se opone por ejemplo al matrimonio homosexual, aborto, o perversión infantil promovidas por la ONU; y defiende la propiedad privada entre otras consignas. Así decimos Dios, Patria y Hogar. También defiende y promueve las entidades intermedias como el medio adecuado para equilibrar las relaciones entre los gobiernos y los gobernados, agrupando así a personas con intereses comunes (familias, sindicatos, asociaciones profesionales, etc) que cómo órganos naturales nada tienen que ver con los partidos políticos que representan ideologías antes que intereses comunes. Estas entidades intermedias son hoy uno de los ámbitos más adecuados para la militancia. Así las partidocracias a la que hoy se llaman democracias representan antes que los intereses del pueblo, el de los políticos, los cuales legítimamente (e inmoralmente) pueden desconocer sus promesas electorales y ajustarse a los mandatos partidarios que siempre terminan adecuándose a los requerimientos foráneos de la sinarquía internacional.

  Señalamos anteriormente como el Padre Castellani sostenía que uno de los principales errores del nacionalismo es “poner los ojos en el Poder a corto plazo en vez de ponerlos en la Verdad a largo alcance. Si pretendemos embarcarnos en esa noble empresa, no deberíamos escribir para tratar de demostrar erudición o para llegar a un grupo selecto de personas, sino más bien, de instruir a mucha gente que todavía vive en las tinieblas de la desinformación y el envenenamiento moral y espiritual al que los someten no sólo los medios de comunicación sino hasta las escuelas y  universidades. Y con eso también cumplimos con la exhortación paulina de evangelizar a tiempo y a destiempo. Se está atacando mucho al nacionalismo y esto no solo desde sectores liberales, conservadores e izquierdistas, sino también de grupos que se dicen tradicionalistas pero al demostrar desdén por ésta corriente política, están mostrando también, desprecio por el amor a la patria y sus tradiciones, y esto implica atacar uno de las características esenciales de nuestra identidad histórica: nuestra hispanidad; condición que tiene como rasgos determinantes el compartir el idioma y el credo, sin hacer distinciones raciales. A esto agregamos las particularidades históricas, culturales y hasta psicológicas que surgen hasta de la misma geografía de nuestros países, y que hacen a nuestro ser nacional.

  Cuando se nos ataca, se aduce que adherimos a los errores en los que incurrieron algunos movimientos nacionalistas como por ejemplo el de la estatolatría; sin embargo, a diferencia de ellos, ponemos por sobre cualquier afinidad política nuestra fe; y de esa manera, la cuestión política, actividad insoslayable en el hombre, queda subordinada a la acción evangelizadora, que dicho sea de paso, se ve fortalecida al sumarle el amor y defensa de nuestras patrias, tal como surge del 4° Mandamiento de decálogo Divino, constituyéndose de esa manera el servicio a la patria en deber de gratitud y del orden de la caridad como lo señala Catecismo (2293), y de esa manera esta actividad tiene una finalidad trascendente que es la de ayudar a nuestros connacionales a alcanzar la vida eterna, generando el ámbito adecuado para ello.

  Pero en honor a la verdad, no podemos y no debemos desconocer sino más bien reconocer los méritos de los movimientos nacionalistas que, aunque incurriendo en algunos errores filosóficos y hasta en la praxis; ofrendaron sus vidas por la defensa de sus naciones. Dicha lucha se dio y se da contra el internacionalismo judaico compuesto por los falsos opuestos, capitalismo y comunismo, planteados dialécticamente para distraer la atención sobre la realidad materialista y atea de ambos, y desenmascarando a estos tentáculos del mismo pulpo plutocrático que pretende hacer del mundo una aldea global amorfa. Nuevo orden mundial que se pretende “multicultural”, sin tradiciones, sin identidad cultural, en nombre de una supuesta fraternidad universal; se pretende sin diferencias entre los hombres (no en dignidad sino en naturaleza) en un igualitarismo democrático sin asidero, para quitar en los hombres las aspiraciones de superación, de nobleza y hasta de grandeza, en nombre de la igualdad masónica; pero por sobre todas las cosas, se pretende permisivo llevando a la humanidad a toda clase de excesos y perversiones en nombre de la libertad. Y así cumplidas las premisas masónicas, “Liberté, égalité, fraternité”, se aduce que estos movimientos nacionalistas promueven la intolerancia y la discriminación sin precisar a qué se refieren esos términos que para adecuarse a su más íntimos significados requieren precisión. Somos y debemos ser intolerantes con el error, lo mismo podemos decir con respecto a la discriminación ya que es imprescindible distinguir y excluir lo malo en beneficio de lo bueno. Y por eso hoy en el caos más absoluto, cuando nuestra imagen sobre Sodoma y Gomorra puede resultar nimia en comparación con nuestras sociedades actuales; resulta ridículo y hasta contradictorio quejarnos de lo que vivimos, denostando a esos movimientos nacionalistas que promueven y promovieron  todos los valores que hoy consideramos  vulnerados; es decir, el de la familia tradicional, el trabajo como generador de riqueza, el amor a la patria, el honor, la lealtad y hasta la santidad; y en definitiva el orden que es indispensable para poder aspirar al bien común. Y por eso hoy, cuando se pretende verle “el lado bueno” a ateos, promiscuos, adúlteros, sodomitas y toda clase de réprobos (mientras no se arrepientan adecuadamente de su maldad); se acusa de fundamentalistas y fanáticos agresivos a los nacionalistas que defendieron siempre el orden natural.

  Lo cierto es que tampoco podemos renunciar a nuestra fe o hacer concesiones con ella a fin de aglutinar o no “excluir” a otros nacionalistas, ya que los hispanistas por definición somos católicos y al serlos es indispensable “amar a Dios por sobre todas las cosas” y consecuentemente seguir sus mandatos, por lo que mal haríamos en orden a un resultado cuantitativo, renunciar a una cuestión fundamental como es nuestra fe católica. También pueril resultaría pretender acceder al poder con las herramientas del enemigo, es decir, entrando en el sistema partidocrático de las democracias judeomasónicas actuales, con su ritual religioso invertido, el sufragio universal. Si bien, es imposible ganarle a Saurón con su propio anillo usando la metáfora tolkeniana, suponiendo que fuera posible hacerlo, la pregunta es: ¿a qué costo? Recordemos las palabras de Nuestro Señor: “¿De qué le servirá al hombre el ganar el mundo entero, si pierde su alma?(Mt. 16, 26).  

  No podemos ignorar que hoy el mundo se encuentra absolutamente dominado por una elite de banqueros judíos, que buscan destruir las patrias, sin embargo manteniendo la homogeneidad de su raza y promoviendo su supremacía. Herederos de aquellos que reclamaron la muerte de su Dios con satánicas palabras diciendo: “caiga su sangre sobre nosotros y sobre nuestros hijos”(Mt. 27,25), son los que lucharon sin descanso por destruir la cristiandad y hoy con su objetivo casi concluido, paradójicamente atraen su propia derrota,  ya que tenemos la promesa Divina que cuando todo parezca absolutamente perdido, Cristo Regresaría con toda Majestad y Gloria y su triunfo sobre el mal será definitivo. Los signos son claros, muchos y coincidentes.

  Éste 0.2% de la población mundial (16 millones de judíos), manejando los medios, manipulando la historia, y pervirtiendo las costumbres, lograron hasta judaizar a la jerarquía de la neoiglesia; y los adoradores del becerro de oro, hoy con el poder de la usura dominan a los gobiernos de todo el planeta. Pero ¿podemos decir que esto significa que no debemos hacer nada porque nada conseguiríamos? Al contrario, lejos de ser ésta una visión derrotista, la nuestra es una visión realista que impone la necesidad de saber contra quién nos enfrentamos y su poderío. Y la lucha terrena contra estos enemigos de Dios, además de responder a un imperativo Divino, al ser o parecer imposible la victoria desde nuestras posibilidades humanas; engrandecen nuestro esfuerzo para darle un carácter de gloria nunca antes alcanzado en la Historia, transformando a los santos de los últimos tiempos en los mayores de la humanidad a los ojos de Nuestro Creador, pero sin embargo, no siendo reconocidos de ninguna manera a los ojos del mundo. Esto nos lleva a una soledad humana en la que sólo podemos acudir a Quien realmente importa diciendo con Santa Teresa “Sólo Dios basta” y con San Pablo “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” no confiando ya en nuestras fuerzas o posibilidades, sino en el dador de las mismas, y en sus designios para nuestra actuación; sabiendo así que a nosotros solo nos corresponde la lucha y a Dios el resultado.

  Podemos estimados hermanos y camaradas decir hoy más que nunca, que sin claudicar a nuestros principios, la lucha vale la pena; y así, mi humilde sugerencia es empezar por el principio, y más que pretender “nacionalizar” el catolicismo, deberíamos empezar por evangelizar al nacionalismo.



Augusto



Santa Juana de Arco, Isabel La Católica y Gabriel García Moreno,
oren por nosotros.


Nacionalismo Católico San Juan Bautista


lunes, 8 de febrero de 2016

Ultimas fechorías de « Papa Francisco », el Soberano Blasfemador del Vaticano – Alejandro Sosa Laprida


Miles Christi - 06/02/2016
 « Que nadie se equivoque : de Dios nadie se burla » (Gal. 6, 7)

1. Según Blasfemoglio I, se necesita una conversión « ecológica », sin distinción de « creencias », para liberarnos de la « esclavitud del consumismo » y ni una palabra acerca de Dios ni del pecado:

« Creyentes y no creyentes estamos de acuerdo en que la tierra es una herencia común cuyos frutos deben beneficiar a todos. Sin embargo, ¿qué pasa en el mundo donde vivimos? La relación entre la pobreza y la fragilidad del planeta requiere otro modo de ejercer la economía y el progreso, concibiendo un nuevo estilo de vida, porque necesitamos una conversión que nos una a todos, liberarnos de la esclavitud del consumismo. Y este mes te hago una petición especial: que cuidemos de la Creación recibida como un don que hay que cultivar y proteger para las generaciones futuras, cuidar la Casa Común. »


Este discurso mundialista, naturalista e indiferentista en materia religiosa podría ser el de cualquier « gurú » ecologista, pero de ninguna manera el del Sucesor de San Pedro y Vicario de Nuestro Señor. Bergoglio hace tabla rasa de las verdades fundamentales del cristianismo: la caída original, la necesidad de la redención, de la fe en Jesucristo y de la pertenencia a la Iglesia. Estamos ante un discurso naturalista acerca del bienestar inmanente y puramente temporal del hombre aquí en la tierra. La perspectiva sobrenatural brilla por su ausencia, así como la enseñanza sobre las postrimerías (muerte, juicio, infierno y gloria). Hay que rendirse ante la evidencia: Bergoglio predica un antievangelio que es lisa y llanamente diabólico…

2. El proyecto de Bergoglio es la construcción de una religión mundialista, ecuménica y sincretista,  la futura Religión de la Humanidad que profesará el Anticristo:



La « única certeza » para Francisco es que todos somos « Hijos de Dios »

« El vídeo del Papa es una iniciativa global desarrollada por la Red Mundial de Oración del Papa (Apostolado de la Oración) para colaborar en la difusión de las intenciones mensuales del Santo Padre sobre los desafíos de la humanidad. »





Francisco prosigue imperturbable su plan luciferino de constituir la religión mundialista del Anticristo, sincretista y ecuménica, integrando en ella a todas las « tradiciones religiosas », sin distinción de credo, igualando a Jesucristo con Buda y Mahoma, asegurándonos que todos somos « Hijos de Dios »  y que en materia religiosa basta con creer en el « Amor », al margen de la revelación divina y del magisterio de la Iglesia, según la pseudo religión naturalista concebida por la masonería y profesada desvergonzadamente por este perverso individuo, tan impío como insensato:

« Muchos piensan distinto, sienten distinto, buscan a Dios o encuentran a Dios de diversa manera. En esta multitud, en este abanico de religiones hay una sola certeza que tenemos para todos: todos somos hijos de Dios . » (Francisco)

« A los suyos vino, y los suyos no lo recibieron. Mas a todos los que lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios. » (Jn. 1, 11-13)

3. Ber-GOG-lío el Devastador asevera que San Juan Bautista dudó de Jesucristo y temió haber « engañado a su pueblo »:

« Ha sufrido en la cárcel, incluso - digamos la palabra - la tortura interior de la duda: ‘‘¿Acaso me he equivocado? Este Mesías no es como yo imaginaba que tendría que haber sido el Mesías…’’. Y ha enviado a sus discípulos a preguntar a Jesús: ‘‘Pero, di, di la verdad: ¿eres tú el que debe venir?’’, porque aquella duda lo hacía sufrir. ‘‘¿Me he equivocado yo al anunciar a uno que no es? ¿He engañado al pueblo?’’».


Este es el pasaje de la Escritura en cuestión:

Y habiendo oído Juan en la cárcel las obras de Cristo, envió a dos de sus discípulos, y le dijo: « ¿Eres Tú el que has de venir o esperamos a otro? » Y respondiendo Jesús, les dijo: « Id y anunciad a Juan lo que habéis oído y lo que habéis visto: los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los muertos resucitan y los pobres son evangelizados, y bienaventurado el que no fuere escandalizado en Mí ». (Mt. 11, 2-6)

La exégesis de Bergoglio es completamente impía y blasfematoria. Veamos lo que dicen al respecto algunos Padres de la Iglesia citados por Santo Tomás de Aquino en la Catena Aurea:

San Jerónimo: « No pregunta, pues, como si no lo supiera, sino de la manera con que preguntaba Jesús: "En dónde está Lázaro" (Jn 11), para que le indicaran el lugar del sepulcro, a fin de prepararlos a la fe y a que vieran la resurrección de un muerto; así Juan, en el momento en que había de perecer en manos de Herodes, envía a sus discípulos a Cristo, con el objeto de que, teniendo ocasión de ver los milagros y las virtudes de Cristo, creyesen en El y aprendiesen por las preguntas que le hiciesen. Que efectivamente los discípulos de Juan habían tenido cierta envidia contra Cristo, lo demuestra la pregunta siguiente, de que ya se ha hablado: "¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos con frecuencia y tus discípulos no ayunan?" »

San Hilario: « Miró, pues, en esto Juan, no a su propia ignorancia, sino a la de sus discípulos y los envía a ver sus obras y sus milagros, a fin de que comprendan que no era distinto de Aquel a quien él les había predicado y para que la autoridad de sus palabras fuese revelada con las obras de Cristo y para que no esperasen otro Cristo distinto de Aquel de quien dan testimonio sus propias obras. »

San Juan Crisóstomo: « Mientras Juan estuvo con los suyos les hablaba continuamente de todo lo relativo a Cristo, esto es, les recomendaba la fe en Cristo y cuando estuvo próximo a la muerte aumentaba su celo, porque no quería dejar a sus discípulos ni el más insignificante error y ni que estuvieran separados de Cristo, a quien procuró desde el principio llevar a los suyos. Y si les hubiese dicho: marchaos a Él porque es mejor que yo, ciertamente no los hubiera convencido, porque hubieran creído que lo decía por un sentimiento propio de su humildad y de esta manera se hubiesen adherido más a él. ¿Qué hizo, pues? Espera oír de ellos mismos los milagros que hizo Jesús. No manda a todos, sino solamente a los dos, que él creía eran los más a propósito para convencer a los demás, para evitar toda sospecha y para juzgar con los datos positivos la diferencia inmensa entre él y Jesús. »


4. El Soberano Papanatas del Vaticano II boicotea una multitudinaria manifestación italiana en contra de la ley homosexualista sobre las « uniones civiles »:



5. Panchito I, autoprofetizado papa « del fin del mundo » (sic), recibe a « obispa » luterana pro LGBT en la Vaticueva:


http://religionlavozlibre.blogspot.fr/2016/01/francisco-recibe-obispa-pro-lgbt.html


6. El Falso Profeta argentino, Decimejorge I, asegura que la Iglesia « no reclama privilegios » en las cuestiones de moral:

« Todos conocen la sensibilidad de la Iglesia en las cuestiones éticas - dijo Francisco en el discurso que les dirigió- pero tal vez no sea igualmente claro para todos que la Iglesia no reclama ningún espacio privilegiado en este campo; al contrario se siente satisfecha cuando la conciencia cívica, en varios niveles, puede reflexionar, discernir y operar sobre la base de la racionalidad libre y abierta y de los valores fundamentales de la persona y de la sociedad. Efectivamente esta madurez cívica responsable es una señal de que la siembra del Evangelio - esa sí, revelada y confiada a la Iglesia - ha dado sus frutos, logrando promover la búsqueda de lo verdadero, de lo bueno y de lo hermoso en las complejas cuestiones humanas y éticas ».



7. El antipapa argentino Jorge Mario Bergoglio (alias Francisco 0) regaló a un « pastor » un cáliz católico para que sea profanado en la « cena » luterana:



8. El « Santo Padre » Francisco I apoya el humanitarismo naturalista, laico y masónico de la ONU, según el cual la persona humana y su « inalienable dignidad » constituyen el centro y la medida del obrar:

« La Santa Sede espera que el Primer Vértice Humanitario Mundial, convocado por las Naciones Unidas para el próximo mes de mayo, pueda, en medio del actual y triste cuadro de conflictos y desastres, tener éxito en su intento de colocar a la persona humana y su dignidad en el centro de cualquier respuesta humanitaria. Se hace necesario un compromiso común que acabe decididamente con la cultura del descarte y de la ofensa a la vida humana, de modo que nadie se sienta descuidado u olvidado, y que no se sacrifiquen más vidas por falta de recursos y, sobre todo, de voluntad política ».




¡Che, Panchito!, a ver cuándo aparece tu imagen en las estampillas de la ONU haciendo la promoción de los « derechos » de los LGBT…




9. « Su Santidad » hace un elogio encendido de la militante abortista Emma Bonino:

« Papa Francisco » se regocija en la presencia de los enemigos de Dios

Según Bergoglio, la Bonino, « pasionaria » italiana laicista, feminista y ferviente partidaria del « derecho » al aborto, formaría parte de los « grandes de Italia », nada menos que esta harpía criminal que practicó miles de abortos clandestinos a lo largo de su escandalosa vida en su propio domicilio…
  


Papa Francesco ammette che «tra i grandi dell’Italia di oggi» ci sono Giorgio Napolitano ed Emma Bonino, in pratica un comunista duro e puro e un’abortista convinta. Ma evidentemente, per il pontefice, questi sono aspetti trascurabili. Napolitano piuttosto va celebrato come “grande” perché «quando ha accettato per la seconda volta, a quell’età, di assumersi l’incarico di capo dello Stato, ha compiuto un gesto di “eroicità” patriottica». Addirittura. Mentre la Bonino è da osannare nell’alto dei cieli, in quanto «è la persona che conosce meglio l’Africa» e, anche se «la pensa in modo molto diverso da noi, pazienza. Bisogna guardare alle persone, a quello che fanno».





Enlaces a artículos diversos acerca de Jorge Mario Bergoglio:

François, les martiens et la patience de Dieu.                                                                                                                                                                                                               


« Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?  Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos.  Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. » (Mt. 7, 15-29)


Nacionalismo Católico San Juan Bautista

viernes, 5 de febrero de 2016

Sufragio universal - Padre Julio Meinvielle



  Nada más deplorable, en cambio, y opuesto al bien común de la nación, que la representación a base del sufragio universal. Porque el sufragio universal es injusto, incompetente, corruptor. Injusto, pues niega por su naturaleza la estructuración de la nación en unidades sociales (familia, taller, corporación); organiza numéricamente hechos vitales humanos que se substraen a la ley del número; se funda en la igualdad de los derechos cuando la ley natural impone derechos desiguales: no puede ser igual el derecho del padre y del hijo, el del maestro y el del alumno, el del sabio y el del ignorante, el del honrado y el del ladrón. La igual proporción, en cambio — esto es la justicia — exige que a derechos desiguales se impongan obligaciones desiguales. Incompetente, por parte del elector, pues éste con su voto resuelve los más trascendentales y difíciles problemas religiosos, políticos, educacionales, económicos.

  De parte de los ungidos con veredicto popular, porque se les da carta blanca para tratar y resolver todos los problemas posibles y, en segundo lugar, porque tienen que ser elegidos, de ordinario, los más hábiles para seducir a las masas, o sea los más incapaces intelectual y moralmente. Corruptor, porque crea los partidos políticos con sus secuelas de comités, esto es, oficinas de explotación del voto; donde, como es de imaginar, el voto se oferta al mejor postor, quien no puede ser sino el más corruptor y el más corrompido. Además, como las masas no pueden votar por lo que no conocen, el sufragio universal demanda el montaje de poderosas máquinas de propaganda con sus ingentes gastos. A nadie se le oculta que a costa del erario público se contraen compromisos y se realiza la propaganda. Tan decisiva es la corrupción de la política por efecto del sufragio universal, que una persona honrada no puede dedicarse a ella sino vendiendo su honradez; hecho tanto más grave si recordamos que, según Santo Tomás, un gobernante no puede regir bien la sociedad si no es "simpliciter bonus", absolutamente bueno. (I - II, q. 82, a. 2 ad 3). El sufragio universal crea los parlamentos, que son Consejos donde la incompetencia resuelve todos los problemas posibles, dándoles siempre aquella solución que ha de surtir mejor efecto de conquista electoral. En las pretendidas democracias modernas, donde el sufragio universal es el gran instrumento de acción, los legisladores tienen por misión preferente abrir y ampliar los diques de la corrupción popular. Hay quienes pretenden salvar el sufragio universal, y su corolario, el parlamento, imputando a los hombres y no a estas instituciones, los vicios que se observan.

  Pero no advierten que los vicios indicados les son inherentes, y es en ellas donde reside el principio de corrupción de las costumbres políticas. El individualismo, que es la esencia del sufragio universal, arranca de la materia, signada por la cantidad, y la materia, erigida en expresión de discernimiento, disuelve, destruye, corrompe, porque la bondad adviene siempre a las cosas por la vía de la forma, según los grandes principios de la metafísica tomista. Fácil sería demostrar que los descalabros de la política moderna son consecuencia de considerar 40 toda cuestión bajo el signo de la materia.


Concepción católica de la política: El sufragio universal.



Fuente: El Renegáu



Nacionalismo Católico San Juan Bautista


domingo, 31 de enero de 2016

Ingratitud castigada: Memorias biográficas de Don Bosco


  El amor al dinero es más intenso en el corazón de los ricos que en el de los pobres…

  Vivía en Turín un matrimonio con una fortuna de varios millones: después de veinticinco años de casados no tenían hijos. Estaban por esto muy angustiados al pensar que debían dejar su herencia a personas extrañas a la familia. Con oraciones y peregrinaciones habían pedido esa gracia, sin ser escuchados.

  Finalmente se presentaron a Don Bosco a quién le rogaron los bendijera, prometiendo que si tenían el hijo suspirado darían al Oratorio y a la Iglesia, una suma respetable.

Don Bosco, los animó a considerar la gracia como recibida y efectivamente tuvieron un hijo robusto, sano que era una delicia. Fueron a visitar a Don Bosco, se deshicieron en palabras de agradecimiento, pero nada hablaron de la promesa. Don Bosco se la recordó, pero esos señores se excusaron aduciendo pretextos.

  -­­Yo no tengo nada que ver en este asunto- terminó diciendo Don Bosco -, pero vuestra ingratitud tendrá su recompensa. Observen bien, que quien os dio el hijo, os lo puede quitar.

  En efecto, después de algunos meses, el niño acometido por misteriosa enfermedad, murió.

  Los padres, agobiados por el dolor, estuvieron cerca de un año sin visitar a Don Bosco; pero al fin volvieron a verlo; confesando su culpa, le pidieron una nueva bendición y renovaron su promesa.

  Don Bosco, conmovido por sus lágrimas, les dio algunos consejos saludables; los bendijo y les prometió que rezaría, asegurándoles la gracia.
Tuvieron efectivamente un segundo hijo y esta vez, ni se tomaron la molestia de ir al Oratorio y se olvidaron de los pobres niños de Valdocco.

  Don Bosco esperó más de un año y fue a hacerles una visita. Lo recibieron un tanto confusos y cuando el Santo les dijo que, con la Virgen no se juega, le contestaron que, los años malos, los grandes impuestos, los gastos extraordinarios, algunas pérdidas sufridas, habían disminuido las entradas, por lo que no podían dar nada.
 
  Don Bosco se retiró convencido de que no quedaría impune tan vergonzosa avaricia. He aquí que el niño se enferma. Corren a llamar a Don Bosco que no quiso ir a aquella casa y el niño murió y la colosal herencia pasó a quienes esos padres no hubieran querido dejarla.

  
San Juan Bosco: Un Gran Pescador de Almas – Luis Terrone S.D.B. Ed. Don Bosco Bs. As.1964. Págs. 158, 159.



Nacionalismo Católico San Juan Bautista

viernes, 29 de enero de 2016

Blasfemoglio, crónicas de un impío en cinco idiomas - Alejandro Sosa Laprida




  Como parte de los extensos trabajos recopilatorios de nuestro amigo Alejandro para documentar las terribles transgresiones al Magisterio Inmutable de la Iglesia por parte de Bergoglio, así como la praxis masónica que busca adecuar la Iglesia a la Gobernanza mundial; ahora nos ofrece su trabajo en cinco idiomas y en formato Word y PDF para poder tener mayor alcance y así como proveernos de herramientas para defendernos de sus apologetas y argumentos para instruir a los incautos.


Microsoft Word


Adobe PDF



Agregamos las versiones actualizadas de los anteriores trabajos:




Nacionalismo Católico San Juan Bautista

martes, 26 de enero de 2016

¿El silencio es salud? - Augusto TorchSon


  Hace poco leímos la noticia de Bergoglio señalando que Yo se que hay muchos blogs en mi contra, y si bien mucho podemos alegrarnos de que se acuse recibo de nuestro grito en el desierto, no por eso tenemos que dejar de sentir cierta preocupación. Sabemos que “su satanidad” en estos momentos no está haciendo otra cosa más que ir delineando y poner en evidencia con toda claridad quiénes son sus enemigos a los que él determinó que son también los enemigos del “Espíritu Santo”, ya que no son “abiertos a sus novedades”; innovaciones que alcanzan en la neoiglesia a la Verdad misma, haciéndola evolutiva, moderna y por sobre toda las cosas, a tono con las “exigencias” de estos tiempos. Y a éstos a los que llama idólatras los quiere dejar expuestos a fin de que sean objeto del odio y hasta persecución de parte de los bautizados católicos ignorantes en su fe y sin ninguna intención de instruirse, y con esto, bien podemos incluir a más del 90% de los mismos, y de los incontables seguidores acatólicos que lo tienen por profeta del sincretismo.


  Se nos reprocha desobediencia al “Pastor Universal” lo que nos haría protestantes, pero, ¿qué pasa cuando hay 2 Papas y encima el que supuestamente lo es plenamente, predica y hasta festeja el protestantismo" (aquí y aquí), o el que promueve tantos errores doctrinales cuando no directamente herejías? Por si hace falta recordar, con negar una sola verdad de fe se pierde la misma, y si la jerarquía perdió la fe y enseña una completamente distinta a la transmitida por los apóstoles y por Cristo mismo, ¿a quién debemos seguir, a Cristo o a los innovadores con su raro y contradictorio “espíritu santo”? ¿Es que ahora los laicos deben enseñarles a quienes tienen la obligación de enseñar e instruir a los fieles? Parecería que hoy la Iglesia Discente se estaría transformando en Iglesia Docente, pero no es esa la cuestión, sino es sólo un síntoma de la increíble confusión que no puede significar otra cosa más que el inminente regreso con toda Majestad y Gloria de Nuestro Señor Jesucristo que preanunció que el signo más patente para la cercanía de la Parusía sería la falta de fe (LC, 18,8). Y ciertamente la Iglesia Docente sigue siendo la de los buenos Pastores que ya nos dejaron el Magisterio INMUTABLE y no estos “amigos del mundo” y adoradores del hombre que buscan sólo el bienestar terreno (especialmente el suyo) en el más absoluto inmanentismo judaico imaginable.

  Analizando esta cuestión nos damos cuenta que hoy es definitivamente la hora de los laicos. Cuando la casi mayoría absoluta del clero está envenenada de modernismo, es necesario hacer que las piedras hablen para poder advertir sobre lo que conduce al Infierno. Las más veces los sacerdotes transmiten impensables torpezas desde el púlpito debido a su pésima formación, pero, también están quienes se dan cuenta de lo que está pasando y no quieren perder su porción de comfort y no se limitan a mantenerse en silencio, sino que no pierden oportunidad para festejar el accionar bergogliano, haciéndose cómplices de la promoción de la totalidad de sus errores, aunque ellos se quieran consolar diciéndose que sólo alaban a éste en lo que no es heterodoxo.

  Cuando se habla hoy del clero modernista o “iglesia modernista” se relativiza lo que San Pio X definió como “La síntesis de todas las herejías”, ya que en una ridícula contradicción se acusa de modernistas más no de herejes a los Papas, cardenales, obispos y sacerdotes que practican el modernismo teológico.

  Sin pretender caer en la carrera sinsentido para ver quién es más o verdaderamente tradicionalista, haciéndose constantemente acusaciones mutuas; es importante tratar de transmitir la doctrina y las noticias sin el filtro mentiroso al que el oficialismo “católico” y los Mass Media las someten hasta el insano límite de contradecir los hechos mismos. Y esos blogs a los que Bergoglio acusa de tener en contra, mucho bien hacen en ese sentido, y esto tiene que ver con bien amar; es decir, más allá de nuestras diferencias, tratar de buscar lo que realmente importa, la salvación de las almas; primero de los que amamos, más también de nuestros enemigos. Y eso no se consigue fuera de la Iglesia Católica por más que nos quieran mentir los verdaderos idólatras que van a festejar la Reforma Protestante, contradicen la Sagrada Escritura y ponen a la misma altura las falsas religiones a la única verdadera.

  Si se nos dice que resulta insano estar pendiente de todas las barbaridades que se promueven en la neoiglesia, más insano resulta el tratar de hacer oídos sordos y no combatir a la voz de Satanás que hoy seduce desde el corazón del Vaticano; además de dejarnos con la guardia baja al no estar atentos a los nefastos cambios a los que se quiere someter a la Iglesia.

  En el trabajo más inteligente del globalismo masónico de los medios se logró eclipsar casi completamente el sentido común, por eso no debemos bajar los brazos en una de las tareas más difíciles que es: explicar lo obvio.


Augusto


Nacionalismo Católico San Juan Bautista

miércoles, 13 de enero de 2016

El nuevo Pepe (Humor esjatológico) – Augusto TorchSon


Nuevo papa

Nuevo Papa

Batican Citi, 13/03/2016

Como parte de la nueba orientasión ecleciástica en donde lo importante es ante todo “mostrar umildad” y teniendo en cuenta que ya no ace falta que muera el pontífice para que “existan otros”, el actual gefe de estado baticano Jorge Mario Bergoglio designa como co-papa a Mohamed Prabhupada Isaac Pedro II


El mismo se adecúa perfectamente con los deceos de S.S Franciscus según lo manifestado en sus intenciones de orasión de enero de 2016 haviendo sido propuesto el mismo de acuerdo a sus cualidades apuerturísticas en materia relijiosa.

A fin de profundisar la idea sentral de esta jestión que tiene que ver con acer una iglesia incluciba, plurinasional y  popular y a fin de no ofender a los fieles e infieles de otros cultos; el elejido no sólo cuenta con un doctorado en la nueba “Pontifisia Unibersidad periférica de teolojía del dialogo”, sino que tamvién es experto en la práctica de diversos rituales relijiosos. SU extenso curriculum inlcuye una “licenciatura en parapsicolojía”, 6 años de sacerdosio umbanda , Reiki Master”, doctorado en teosofía, administrador de limosnas en la capilla del "gauchito Gil", además de leer aciduamente la pájina del ravino Bergman sobre Cabala.


Habiendo cido elejido democráticamente por el “Concejo de 8 Cardenales”, el mismo resultó triunfante por 7 botos contra 1 (el cardenal Maradiaga botó por sí mismo). Se deja constasia que la elecsión se realisó con el Aire Acondisionado em 25° pese a la insoportable calor del resinto a fin de adecuarce a lo requerido en la eco-encíclica "Laudato Si".

En el mismo acto y respondiendo al clamor popular, se nombro “santo súvito” a S.S. Franciscus, quien como muestra de magnánima umildad aseptó el título respetando así la “santa boluntad popular”. A continuasión se prosedió a entregar a los acistentes de la Plaza de San Pedro que isieron el requerimiento de santidad para Franciscus, la segunda unidad del calsado deportivo que les fuera oportunamente prometido a fin de que completen el par, todo esto mientras se transmitía en pantalla gigante en dicha plaza el nuebo bideocli papal "el rap de lo desposeído", de alto y censible contenido sosial y umanitario.



 Corresponsal Pontificio desde la Vaticueva: Willington Yoni Bermudez Perez

Cheers


Nacionalismo Católico San Juan Bautista

sábado, 9 de enero de 2016

¡De nuevo sopa...! - Augusto TorchSon



  Estupor causó en muchos el video sincretista de Bergoglio y se me consultó sobre mi silencio al respecto. Lo que a mí me causa asombro es que esto asombre. Todo lo que se pueda decir desenmascarando al "Obispo de Roma" no deja de ser redundante. Por si queda algún incauto pensando que Bergoglio y su "team" son simplemente "curas poco instruidos", espero que esta vez reaccionen. Por mi parte yo solo tengo que decir que, a diferencia de aquellos por los que intercedió Cristo en el Calvario, esta vez, estos SI SABEN LO QUE HACEN.


Augusto



Nacionalismo Católico San Juan Bautista


sábado, 2 de enero de 2016

Necesaria defensa de la hispanidad – Ramiro De Maetzu



  (Sobre las leyendas negras de la conquista española en América) Alguna vez ha protestado España contra estas falsedades. Generalmente, las hemos dejado circular, sin enterarnos. Pero esto de no enterarnos es inconsciencia, y la inconsciencia es una forma de muerte. Lo característico de la conciencia es la inquietud, la vigilancia constante, la perenne disposición a la defensa. Ser es defenderse. La inquietud no es accidente del ser, sino su esencia misma. Conocida es la antigua fábula latina: “Erase la Inquietud, que cuando cruzaba un río y vió un terreno arcilloso, cogió un pedazo de tierra y empezó a modelarlo. Mientras reflexionaba en lo que estaba haciendo, se le apareció Júpiter. La inquietud le pidió que infundiera el espíritu al pedazo de tierra que había moldeado. Júpiter lo hizo así de buena gana. Pero como ella pretendía ponerle a la criatura su propio nombre, Júpiter lo prohibió y quiso que llevar el suyo, Mientras disputaban sobre el nombre, se levantó la tierra y pidió que se llamase como ella, ya que le había dado un trozo de su cuerpo. Los disputantes llamaron a Saturno como juez. Y Saturno, que es el tiempo, sentenció justamente: “Tú Júpiter, porque le has dado el espíritu, le diste el cuerpo, te llevarás su espíritu cuando muera; tu, Tierra, como le diste el cuerpo, te llevarás el cuerpo; tú, Inquietud, por haberlo moldeado, lo poseerás mientras viva. Y como hay disputa sobre el nombre, se llamará: “Homo”, el hombre porque de “humus” (tierra negra) está hecho”.

  Vivir es asombrarse de estar en el mundo, sentirse extraño, llenarse de angustia ante la contingencia de dejar de ser, comprender la constante posibilidad de extraviarse, la necesidad de hacer amigos entre nuestros con-seres, la contingencia de que sean enemigos, y de estar alerta a lo genuino y a lo espúreo, a la verdad y al error. La inquietud no es un accidente, que a unos les ocurre y a otros no. Está en la esencia misma de nuestro ser. Y por  lo que hace a la patria, en cuanto la patria es espíritu y no tierra, es el ser mismo. Nuestra inquietud respecto de la patria es, en verdad, su quinta esencia. Somos nosotros, y no de ella, los que hemos de vivir en centinela; nos hemos de anticipar a los peligros que la acechan, sentir por ella la angustia cósmica con que todos los seres vivos se defienden de la muerte, velar por su honra y buena fama, y de reparar, si fuese necesario, los descuidos de otras generaciones…

  La defensa de la patria no excluye, sino requiere, el respeto de los derechos de las otras patrias… Es tan esencial a las instituciones del Estado y a los valores de la nación como a la vida de la Iglesia. Si no se sostiene, caen las instituciones y perecen los pueblos. Es más importante que los mismos ejércitos, porque con las cabezas se manejan las espadas, y no a la inversa. Esto que aquí inició la “Acción Española”, que es la defensa de los valores de nuestra tradición, es lo que ha debido ser, en estos dos siglos, el principal empeño del Estado no sólo en España, sino en todos los países hispánicos. Desgraciadamente no lo ha sido. No defendimos suficiente nuestro ser. Y ahora estamos a merced de los vientos.



Ramiro de Maetzu – En defensa de la Hispanidad – Editorial Poblet – Bs.As. 1952 – Págs. 38-41.



Nacionalismo Católico San Juan Bautista