San Juan Bautista

San Juan Bautista

miércoles, 20 de marzo de 2013

Dos Papas en Roma - Por ALBERTO VILLASANA



 Aclaración de N.C.S.J.B.: Estando plenamente conscientes que este articulo puede generar grandes rechazos, queremos aclarar como dice el mismo, que esto es una posibilidad que solo se va a ir aclarando con el tiempo. Lo que si sostenemos, es que todos los actos contrarios al Magisterio y a la Tradición de la Iglesia por parte del Cardenal Bergoglio de ser confirmados, lo pondrían en la situación que este articulo menciona, sin desconocer que el Papa Francisco puede dejar completamente atrás a Jorge Bergoglio y convertirse como Saulo. Pero no solo no convalidamos, sino que denunciamos los actos nocivos para la Fe Católica Apostólica y Romana de parte del Cardenal y si necesitan precisiones las ponemos a su disposición. La unificación de las religiones es una de las más demoníacas acciones del Nuevo Orden Mundial y mucho se puede escribir al respecto sobre Bergoglio. 
Pidiendo orar por el Papa, creemos que este articulo refleja una muy cierta posibilidad.


"Ustedes estarán a mi lado, a pesar de que para el mundo yo permanezca oculto": 
Benedicto XVI, Discurso al Clero Romano, 14 de Febrero de 2013.

  A partir de ahora comienzan a existir dos Papas en Roma, uno emérito y otro en funciones.
  Esta situación es del todo inédita en la historia de la Iglesia porque, de los ocho Papas que han renunciado, ninguno de ellos se quedó a vivir en El Vaticano.
  Ha quedado establecido que el Papa emérito no volverá a ser cardenal, continuará llamándose Benedicto XVI, con el apelativo de "Su Santidad", y seguirá vistiendo de blanco.
  Se han presentado una serie de interrogantes al tratarse de algo totalmente novedoso. El Canon 332 del Código de Derecho Canónico solamente dice que un Papa deja de serlo por la muerte o por renuncia. Existe toda una laguna legal respecto a la renuncia, al no indicar los alcances de la misma o el tratamiento específico en la nueva realidad.
  Pero el mayor problema se presenta en el campo teológico. ¿Sigue el renunciante siendo Papa a los ojos de Dios? ¿Puede borrarse la elección divina que lo ha marcado esencialmente en su vocación? ¿Cesa la relación de fe con sus hijos fieles? ¿Desaparece la obligación respecto al rebaño que le fue encomendado por Dios? Sabemos que ya no tiene potestad burocrática de gobierno, simbolizado en la alteración del anillo y del sello papal pero ¿termina su atribución espiritual? A nuestro humilde criterio no.
  Un Papa lo es hasta su muerte, precisamente por ser una gracia divina. Esa gracia no se negocia, es inconcesible e irrenunciable en el orden sobrenatural, por lo que se lleva hasta el final. Es semejante a la paternidad de sangre, que no puede ser eliminada por decreto, como en cambio si puede cederse o concluir la paternidad de adopción.
  Una "renuncia" se circunscribe más en el orden mundano, en el campo de los corporativos y de las democracias. Pero Dios no se sujeta a esquemas y principios mundanos.
  Si Benedicto XVI se retiró del gobierno de la Iglesia fue porque entendió la conveniencia por inspiración divina, y porque fue necesario para el cumplimiento del plan de Dios sobre la Iglesia y la humanidad. No puede renegar de una gracia de elección que constituye la misión más alta que pueda concederse a un hombre en la Tierra. Él simplemente comprendió que, ante todas las presiones y amenazas que estaba recibiendo, debió hacerse a un lado por un bien mayor de la Iglesia. Por ese acto de humildad y obediencia, ante la inspiración divina de retirarse del gobierno burocrático de la Iglesia, verá frutos enormes de tipo espiritual para sus hijos fieles.
  Si todo esto es así, el que entra en funciones es un antipapa, no por alguna irregularidad canónica, sino porque el cónclave está viciado desde su raíz. El mismo cónclave es la propia irregularidad. El cónclave no tiene razón de celebrarse.
  La única razón de confirmar esto es esperar a ver los actos del nuevo Papa con relación a la nueva iglesia y al nuevo orden mundial. Dice San Francisco de Sales, Doctor de la Iglesia: "cuando el Papa es explícitamente hereje, cae ipso facto de su dignidad y esta fuera de la Iglesia".
  El hecho es que a partir de ahora comienza a verificarse la profecía de los "Dos Papas en Roma". Sin saberlo, o tal vez sabiéndolo, Benedicto XVI ha adelantado los tiempos abriendo las puertas al cumplimiento de las profecías.
  De ser antagónicos esos dos Papas, nos encontraríamos a los albores del mayor cisma que haya existido en la Iglesia Católica. Dice San Francisco de Asís: "Habrá un Papa electo no canónicamente que causará un gran cisma". Y la beata Ana Catalina Emmerick precisa: "Vi una fuerte oposición entre dos Papas, y vi cuan funestas serán las consecuencias de la falsa iglesia (...) Esto causará el cisma más grande que se haya visto en el mundo".
  La Santísima Virgen dijo explícitamente en La Salette: "Roma perderá la Fe y se convertirá en la sede del anticristo".
  De ser cierto que la renuncia no tiene ninguna validez desde el punto de vista teológico y espiritual (puesto que el Papa electo no es valido, es decir, está canónicamente inhabilitado), Benedicto XVI persiste liderando la Iglesia fiel. En ese caso, podemos concluir que en el futuro podrá recaer sobre él la realización de las profecías que hablan de un Papa legítimo huyendo de Roma en medio de una sangrienta persecución, quedándose en El Vaticano un antipapa que conducirá a la iglesia apóstata e infiel.
  Así lo dijo el Papa San Pío X después de una revelación que tuvo en 1909: "He tenido una visión terrible: no sé si seré yo o uno de mis sucesores, pero vi a un Papa huyendo de Roma entre los cadáveres de sus hermanos. Él se refugiará incógnito en alguna parte y después de breve tiempo morirá una muerte cruel".
  Ocho años después le fue revelado a los tres pastorcitos de Fátima la misma revelación, solo que todavía más precisa: "Vimos a un obispo vestido de blanco, que teníamos el presentimiento fuera el Santo Padre, huir de un ciudad en ruinas tembloroso y con paso vacilante".
  La versión de Fátima apunta todavía más a que pudiera tratarse de quien acaba de renunciar, Benedicto XVI, y explicaría la frase "Vimos a un obispo vestido de blanco, que teníamos el presentimiento fuera el Santo Padre". Si hubiera sido evidente que se trataba del Papa reinante, lo habrían dicho de forma inegable. En cambio, vieron a un obispo vestido de blanco. Ellos nunca se pudieron imaginar el tema de la "renuncia", o que ese obispo fue en algún momento Papa. Solo tuvieron "el presentimiento".
  El segundo elemento es todavía más preciso y revelador: lo vieron huyendo "tembloroso y con paso vacilante", lo cual puede deberse a una edad avanzada.
  Después de esa huida, el antipapa se quedará en Roma liderando la "nueva iglesia", encargándose de difundir la apostasía y la herejía desde la misma sede de Roma. Es la abominación desoladora anunciada desde antiguo por el profeta Daniel.
  En palabras del Cardenal Luigi Ciappi, teólogo personal del Papa Juan Pablo II: "El Tercer Secreto se refiere a que la pérdida de la fe en la Iglesia, es decir, la apostasía, saldrá de la cúspide de la Iglesia".
  Y en palabras del P. Paul Kramer, "El antipapa y sus colaboradores apóstatas serán, como dijo la Hermana Lucía, partidarios del demonio, los que trabajarán para el mal sin tener miedo de nada".
  De ser cierto todo esto, después del martirio de Benedicto XVI será elegido otro Papa legítimo por parte de los cardenales fieles. Ambas cosas tendrían que suceder en el exilio. Se trataría del Papa "Petrus Romanus" predicho por San Malaquías.
  La profecía de Zacarías sobre un "pastor necio" (Zac 11, 15), resulta así esclarecedora en los términos de un falso profeta, es decir de un antipapa. Y al Papa fiel que permanece cuidando a su rebaño y es atacado: "Heriré al pastor y se dispersarán las ovejas" (Zac 13, 7).
  Tiempo al tiempo. Todo esto tendrá que irse constatando en el futuro, en una historia que, en un sentido o en otro, se irá poco a poco verificando.
  Solo dos cosas son seguras en este momento: Benedicto XVI está más presente que nunca, y lo más impensable: comienzan a haber por primera vez en la historia, como predicho por las místicas y religiosas Sofía María Gabriele y Ana Catalina Emerick, "Dos Papas en Roma".

http://www.ultimostiempos.org

Nacionalismo Católico San Juan Bautista

8 comentarios:

  1. Si el Derecho de la Iglesia señala que un Papa deja de serlo por muerte o renuncia, eso es más que suficiente. Mientras sea libre y pública (para que conste) esa renuncia, repetimos: es más que suficiente. No hay ninguna laguna legal en cuanto al alcance de la renuncia.

    Si hay tal renuncia libre es más que suficiente: Ha dejado el renunciante de ser Papa. NO HAY LA MENOR DUDA. Otro asunto es el nombre, el tratamiento que se le dé, dónde se hospedará, qué color de zapatos usará, etc., etc. Ello nada tiene que ver para dizque seguirlo considerando Papa legítimo en funciones.

    Benedicto XVI no ha dicho que fue forzado, sino que tomó la decisión libremente. Ni parece que vaya a decirlo después. Debemos guiarnos sólo por lo que vemos y nos consta hasta ahora, no inventar hipótesis sobre la falsa base de que un papa renunciante no deja de serlo. No hay el menor fundamento en las leyes de la Iglesia para tal criterio que es un gravísimo error. Otros papas ya han abdicado y han dejado de ser Vicarios de Cristo. ¿De dónde se inventa todo eso de que no puede renunciar?

    Dice el artículista, por sus pistolas, que Benedicto XVI "no puede renegar de una gracia de elección que constituye la misión más alta que pueda concederse a un hombre en la Tierra". De este modo el escritor contradice a la propia Iglesia que establece exactamente lo contrario en el canon que él mismo cita. ¿Puede ser más claramente heterodoxa su tesis? Nos parece que no.

    Consideramos erróneo publicar una hipótesis que más bien parece una tesis sustentada sobre un error tan grande. Distinto sería que ese autor supusiera HIPOTETICAMENTE que la renuncia no fue realmente voluntaria. Sin embargo, habría que probar esto. Y no hay los elementos.

    El error está en forzar la verdad de los hechos para acomodarlos a la propia interpretación de profecías que no necesariamente corresponden en todo al momento actual, aún cuando parcialmente ya se pudieran estar cumpliendo y no necesariamente con la interpretación personal suya.

    Prudencia. Esperemos y seamos cautos, cualquiera puede deslizarse para un grave error hacia un lado u otro.

    Un abrazo en Cristo
    Atte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo5/8/13 0:08

      Cada quien esta en su derecho de tener su opinión y cualquiera que fuese es respetable , yo no se si la renuncia de Benedicto XVI fue forzada o no , pero es bastante lógico que si en dado caso hubiese sido forzado a tomar esta decisión pues es mas que OBVIO QUE NO VA A DECIR QUE FUE FORZADO!!!por que seguramente fue amenazado de alguna forma , eso no tiene lógica en tu argumento , con todo respeto te vuelvo a comentar no se , si fue forzado o no . Nada mas quiero hacerte ver que ese punto no tiene lógica.

      Eliminar
  2. Estimados Catolicidad, como aclaramos al principio del post esta es una posibilidad a verificarse durante el pontificado de Francisco, más lo que no podemos negar es lo ya realizado en contra de la tradición católica y que ahora continúa en el mismo sentido. COn respecto a la validez o no de la renuncia, publicamos una homilía del P. Santiago Martín de EWTN, en donde dice que le torcieron la mano, y de haber coacción el acto jurídico de apariencia lícito, no lo sería. Creo que es algo que no podemos saber y sin embargo el sacerdote se atrevió a decirlo. Los errores son algo que no podemos desconocer y hasta debemos combatir, y al respecto habla con mucha más propiedad y autoridad el Dr. Caponnetto en el post transcipto en nuestro blog también. Sabemos de su excelente trabajo por lo que los saludamos con respeto y seguirán siendo una página de referencia nuestra.
    Saludos en Cristo y María.
    NCSJB

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradecemos mucho su respuesta. En cuanto a que sea una posibilidad HIPOTÉTICA no lo parece para Villasana, parece más bien una TESIS. El asunto está no en especular -sin ningún fundamento seguro- sobre la SUPUESTA falta de libertad. Lo que dejaría todo en un nivel meramente hipotético y académico, sin que NADA se pueda demostrar de ello. El asunto que nos parece grave está en que Villasana niega la validez de la renuncia por sí misma como si no pudiera realizarse y contra las propia legislación de la Iglesia (que para colmo cita el Sr Villasana).

      Lo que suponga o hipotetice el P. Santiago Martin, no tiene ningún valor más que el de una suposición personal subjetiva que él hace sin prueba alguna.

      Benedicto XVI dijo que renuciaba libremente y mientras no se retracte no podemos decir lo contrario.

      Nosotros no negamos los errores del cardenal Bergoglio y rezamos para que no influyan en la persona AHORA del papa Francisco, como lo podrá ver en nuestro blog el día de hoy. Pero eso es otro asunto. Ver: http://catolicidad-catolicidad.blogspot.mx/2013/03/misa-de-inicio-de-pontificado-el.html

      Gracias por sus alentadoras y amables palabras para nuestra labor. Sabemos que usted trabaja también con la mejor de las intenciones por nuestra amada Iglesia, de ahí que tengamos la confianza de darle nuestro parecer sobre lo escrito por Villasana.

      Un fuerte abrazo en Cristo, estimado hermano y que Dios lo llene de bendiciones.
      Atte
      CATOLICIDAD

      Eliminar
    2. P.D. Tengamos prudencia y cuidado con las tesis de Villasana; buscará nuevos argumentos para intentar acomodar sus interpretaciones personales de las profecías privadas. El asunto debe ser partir del análisis de la REALIDAD misma y no de buscar acomodar la realidad a lo que interpreta él acerca de profecías ciertas. Vale.

      Eliminar
  3. Concordamos en que hay que tener prudencia. No pretendemos generar ningún escándalo pero si tenemos sospechas que nos hacen preocuparnos mucho por Benedicto XVI y también que nos hace considerar que es tiempo de levantar nuestras cabezas. Esto con total independencia de las posturas de Villasana. Pedimos orar más no cegarnos por el desenfrenado jolgorio populista de todos los enemigos d la Iglesia, especialmente los internos. En Argentina en todos los medios sionistas y masónicos estamos viendo a infinidad de colaboradores de Bergoglio hablando de los cambios en cuestiones esenciales como el dar la comunión a los divorciados y vueltos a casar, el terminar con el celibato y otras oscuras cuestiones ya harto conocidas para naturalizar y humanizar la Iglesia. Entre esos al protegido de Bergoglio el cura villero Pepe. Incluso teólogos cercanos a Bergoglio. No podemos dejar de advertir estas cuestiones. Nuestra postura nos esta trayendo muchos más disgustos que adhesiones pero si no nos equivocamos (Dios quiera que si lo hagamos) van a servir de referencia en su momento.
    Mucho de lo aprendido de la sana tradición católica proviene de vuestra página con lo que una vez más nuestra gratitud y reconocimiento.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo23/5/13 5:00

    El anticristo se apoderará de Roma. (La Salette).
    La apostasía alcanzará la cúspide de la Iglesia. (Fátima).
    El anticristo se encuentra en el Vaticano muy cerca de mi Vicario y le hace sufrir mucho. Quiere sentarse en el trono sagrado, pronto se va a desenmascarar. (Escorial).
    Cuando el dia de reyes 6-1-2013, Benedicto XVI nombró arzobispo a su secretario, éste nos mostró su escudo. En el aparce un dragón. Apocalipsis 12: el dragón o serpiente antigua es satanás.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo11/4/14 1:18

    "Mi amado Papa Benedicto XVI fue perseguido y huyó, como fue predicho. Yo no he nombrado a esta persona, que dice venir en Mi Nombre.
    Él, el Papa Benedicto, guiará a Mis seguidores hacia la Verdad. No lo he abandonado y lo sostendré cerca de Mi Corazón y le daré el consuelo que necesita en este momento terrible."
    Leer más: http://www.elgranaviso-mensajes.com/products/a13-mar-2013-su-trono-ha-sido-robado-su-poder-no/

    http://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a23-dic-2012-la-unidad-de-la-familia-y-la-destruccion-de-esta-constituiran-el-comienzo-de-todo/

    Aquí está una oración especial de la Cruzada de Oración (23) por la protección del Papa Benedicto:
    “Oh mi Padre Eterno, en nombre de Tu amado Hijo Jesucristo y por los sufrimientos que padeció para salvar al mundo del pecado, te pido ahora que protejas a Tu Santo Vicario, el Papa Benedicto, cabeza de Tu Iglesia en la Tierra, para que así él también pueda ayudar a salvar a Tus hijos y a todos Tus siervos sagrados del flagelo de Satanás y de sus dominios de ángeles caídos, que caminan por la Tierra, robando almas. Oh Padre, protege a Tu Papa, para que Tus hijos puedan ser guiados en el verdadero sendero hacia Tu Nuevo Paraíso en la Tierra. Amén.”
    Vuestra Reina celestial de la Tierra,
    Madre de la Salvación
    Leer más: http://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a28-ene-2012-virgen-maria-reza-por-el-papa-benedicto-con-todo-tu-corazon/

    ResponderEliminar