San Juan Bautista

San Juan Bautista

sábado, 22 de junio de 2013

Aborto y el exorcismo fallido de Francisco - Por Augusto TorchSon

Pecado de omisión - Por Alberto Villasana

  El domingo de Pascua, en Plaza San Pedro, el Papa Francisco llevó a cabo un exorcismo, a un mexicano originario de Michoacán. Este joven, de nombre Ángel, de 43 años, casado y con hijos, lleva varios años poseído y obsesionado por demonios que lo atormentan continuamente.

  En vano ha intentado obtener la liberación de varios sacerdotes, pero sin lograrlo. Desesperado, viajó a Roma para ver si el Papa podía hacerle el milagro. Lo acompañó el Padre Juan Rivas, L.C.

  Estando en San Pedro, Ángel se sintió desvanecer, por lo cual lo sentaron en una silla de ruedas. El P. Juan pensó que era la ocasión ideal para llevarlo a la sección de enfermos y acercarlo al Papa.

  Cuando el Papa pasó frente a ellos, el P. Juan se acercó y le dijo al Papa que Ángel era un atormentado y que nadie lo había podido liberar. Entonces el Papa intentó hacerlo. No lo logró, en parte porque fue algo improvisado, mientras que hay requisitos previos para poder hacerlo. Ángel cuenta que él vio que los demonios "se hacían chiquitos", pero siguieron allí.

  El hecho es que a los dos días, el P. Juan hizo otro intento, llevándolo con el P. Gabriele Amorth, quien es el exorcista número uno en la Iglesia, autor de varios libros sobre exorcismo.

  Ángel perdió el conocimiento durante el ritual y los demonios que trae dentro comenzaron a hablar en latín y en italiano con el Padre Amorth. Por esa conversación, el Padre Amorth logró saber lo que él mismo declaró a la prensa, a saber, que esa persona está poseída por cuatro demonios, y que esa posesión es una consecuencia y un signo.
Consecuencia, de que los obispos mexicanos no hicieron nada cuando se aprobó el aborto en la Ciudad de México. Y signo, de la liberación por la que México pasará una vez que se hayan liberado las diócesis del mal que vino a raíz de la omisión de los obispos cuando se aprobó el aborto,  y cuyo efecto directo son los homicidios en México. Por cada aborto habría un asesinato de parte del crimen organizado, que entre otras cosas hacen sacrificios rituales y misas negras a la "santa muerte" para obtener la protección del demonio en el negocio del narcotráfico.

  La liberación de México, señaló el P. Amorth, se obtendrá una vez que los obispos se arrepientan de su grave omisión, y una vez que se haga una gran cruzada en que los mexicanos consagren el sufrimiento que están padeciendo mediante su ofrenda personal. Una mención particular se hizo de la Basílica de Guadalupe, señalando que la Santísima Virgen está muy ofendida de que en la Ciudad donde está su presencia, se estén cometiendo miles de abortos. Después de que los obispos hagan ceremonias de reparación y México sea liberado, entonces se podrá derogar la ley del aborto en la Ciudad de México, origen de todos esos males que sufre la nación.

  El P. Juan Rivas comentó a diversos medios que es urgente comenzar con una cruzada de reparación y de liberación en todas las diócesis del país, porque ningún esfuerzo del ejército o de la policía federal va a lograr acabar con el flagelo de la violencia hasta que no se vaya a la raíz que ocasionó ese mal. Mientras que los obispos no se arrepientan por su pecado de omisión, insiste, y los mexicanos ofrezcan humildemente su reparación y sufrimiento, el aborto y la violencia del crimen organizado seguirán creciendo.

Visto en: ultimostiempos.org

  Nota de NCSJB: Antes de publicar este artículo comprobamos a través del portal Vatican Insider (aquí) la versión sobre las supuestas causas de la posesión. Al respecto podemos señalar que, la Santísima Virgen está dolida por la débil respuesta de los obispos en Mexico, aún cuando algunos de ellos advirtieron a los legisladores sobre la autoexcomunión en la que incurrirían si aprobaban estas leyes (aquí).

  Entonces que podríamos decir de lugares como en Argentina, donde la Corte Suprema de Justicia aprobó un fallo judicial que permite el aborto en el (supuesto) caso de violación, con una simple denuncia de la madre, y sin necesidad de comprobar el hecho (violación); ante lo cual los obispos señalaron la gravedad, más nunca hablaron de excomunión. Y en el  caso español donde los obispos han eximido al rey Juan Carlos de la obligación de oponerse a la nueva ley del aborto por su condición de católico, según lo informan todos los medios españoles (ver aquí y aquí), donde se pueden ver incluso videos de Mons. Martinez Camino (portavoz del episcopado), exculpando al herético y masón Rey Borbón. 
  
  Cabe recordar que el Rey tenía la facultad de vetar la ley y no lo hizo. El Padre Pedro Nuñez de EWTN dijo al respecto que no le gustaría estar en el lugar del Rey en la hora del juicio final.

  Recordemos lo que dice el Catecismo en este punto en el 2272: La cooperación formal a un aborto constituye una falta grave. La Iglesia sanciona con pena canónica de excomunión este delito contra la vida humana. "Quien procura el aborto, si éste se  produce, incurre en excomunión latae sententiae", es decir, "de modo que incurre ipso facto en ella quien comete el delito". Y por su parte el Código de Derecho Canónico prescribe en el Canon 1398 que “la realización de un aborto o la ayuda prestada para realizarlo, constituye una de las 7 ofensas explícitamente castigadas con la excomunión según el Derecho Canónico; conlleva un castigo automático de excomunión (Latae Sententiae), y no necesita ninguna declaración oficial de la Iglesia para llevarlo a cabo” y el Cánon 1329 completa:”La excomunión afecta a todos aquellos que cometen este crimen conociendo el castigo que conlleva y por lo tanto, incluye a los cómplices sin cuya ayuda no habría podido ser cometido el crimen”.

  Sin lugar a dudas uno de los más patentes signos de los tiempos es el aborto, genocidio promovido como sacrificio ritual, ya que aunque parezca ciencia ficción, los miembros de la ONU y sus organismos tentáculos, son masones y judíos cabalistas, y esto es adoradores de Satanás. 

  Y en nuestro caso como católicos, el respeto humano que nos hace contribuir con el silencio o pusilanimidad en la defensa por no molestar a los gobernantes, implica complicidad con estas conductas asesinas del poder mundial, y respecto a estas actitudes Nuestro Señor nos dice en el Apocalípsis: “(15) Conozco tu conducta: no eres ni frío ni caliente. ¡Ojalá fueras frío o caliente! (16) Ahora bien, puesto que eres tibio, y no frío ni caliente, voy a vomitarte de mi boca.”

Augusto TorchSon


Nacionalismo Católico San Juan Bautista


  P.D.: Es necesario aclarar que hay  valientes obispos que se oponen firmemente al accionar perverso de la gobernanza global, aunque tenemos que decir que no son muchos y están constantemente siendo acosados y silenciados.



3 comentarios:

  1. http://youtu.be/E-A5MeFm76I

    escuchen con atención este testimonio
    impresionante
    no importa si no lo publica pero escúchenlo

    ResponderEliminar
  2. No recuerdo donde lo leí pero este mejicano tuvo una experiencia terrible mientras viajaba en un colectivo sintió como si un cuchillo atravesaba su corazón y ese fué el momento en que se le metieron esos demonios; el tenía una vida normal y de repente se le arruinó todo y fue por un trabajo de magia negra. Impresionante.

    ResponderEliminar
  3. cree ud. en sus razones y pronosticos que en Dios mismo. No tanto en la Iglesia visible sino mas bien en una ideal e invisible al parecer

    ResponderEliminar